Seguridad en Vietnam

Seguridad en Vietnam.

La seguridad en Vietnam, es Vietnam un país seguro?, la respuesta es sí, Vietnam no es peligroso como destino. Cuando comencé a preparar mi viaje a Vietnam todo el mundo me decía «estás loco, debe de ser super peligroso…». Pues bueno, nada más lejos de la verdad, mucha gente asocia Vietnam con la guerra, pero joder, la guerra acabó hace 45 años.

Como en todos los países del Sudeste Asiático que he estado, en Vietnam me he sentido seguro y bien recibido por su gente. Ahora, ten en cuenta que, no todo el monte es orégano. Es cierto que hay algunas zonas del país, no que sean peligrosas, pero sí que debes estar atento. Os cuento mi experiencia en Ho Chi Minh City (Saigón).

Primer día en Vietnam, y la primera en la frente.

Primer día en Vietnam, más concretamente en Saigón (Ho Chi Minh City) y nada más aterrizar compramos nuestra tarjeta vietnamita, de esa forma ya teníamos datos y podíamos activar nuestra cuenta de GRAB.

La tarjeta de datos para el teléfono.

Bueno pues ya en el mismo aeropuerto, en un stand de Vinaphone compramos la tarjeta, que previamente habíamos investigado, y nos aseguraron proporcionaba datos para 15 días sin límite de navegación. Maravilloso verdad? pues no, los datos nos duraron 3-4 días. Bueno, no pasa nada, se recarga y seguimos. Pero ya te toca un poco la moral.

El taxi en el aeropuerto.

Nuestro vuelo llegó a Saigón a las 22 horas, eso significa que estábamos cansados después de estar todo el día pateando Bangkok, así que salimos de la terminal y nos tomamos un café en la puerta. Mientras tanto estábamos instalando nuestra tarjeta y nuestra app de Grab, pero no funcionaba y el stand de Vinaphone había cerrado. Bueno, pues cometimos el error de novato, tomamos un taxi en la puerta de la terminal. Subimos al taxi, pedimos que pusiera el taxímetro y nos pusimos en marcha.

Para salir del aeropuerto todos los vehículos han de pagar  una tasa que cuesta 40.000 VND (1,5€), pues nuestro amigo intentaba cobrarnos 100.000 VND (3,6€) algo ridículo, lo sé, pero lo peor no fue eso. Para intentar pedirnos la cantidad en ingles, se montó la película de que no nos entendíamos, y con la confusión y los coches pitando cogió nuestra cartera, se deslizó entre las piernas dos billetes de 50€ con gran maestría, y rápidamente nos la devolvió. Mala suerte para él, ya que Dani vio toda la historia. Os podéis imaginar la movida dentro del taxi, ni Rambo se enfadó tanto con un vietnamita…. Además cuando llegamos inexplicablemente, un trayecto de 200.000 VND se había convertido en 600.000 VND. Otra movida.

La noche en Ho Chi Minh City.

Bueno, pues nada, vamos a ducharnos y a cenar algo. Cojonudo, estamos justo al lado de la calle Bui Vien, una calle bastante céntrica en el DISTRITO 1, llena de bares y restaurantes. Claro, demasiado bonito para ser cierto. Nada más entrar en la calle  una horda de prostitutas y camellos se abalanzan sobre nosotros ofreciéndonos de todo, heroína, cocaína, maría e incluso un masaje de pies, con final feliz claro. El ambiente era bastante feo, y creedme, he visto de todo.

El final del mal rollo.

Al día siguiente, ya con nuestro GRAB, fuimos hasta la estación de bus y salimos hacia Can Tho. A partir de aquí todo fue diferente. Gente super amable y servicial, no solo en Can Tho, sino en todo el País.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *